jueves, 28 de agosto de 2008

Sangre, Sudor y Lágrimas

Paquito D’Rivera le envía este texto a propósito de un concierto que ha organizado Danny Rivera para reclamar la libertad de los “Los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio Contrataca y El Retorno del Jedi” para el próximo 13 de septiembre en el Hostos Center for Arts and Culture.

Sangre, Sudor y Lágrimas

“Yo soy un trabajador-Y mi trabajo es cantar-Cantando me gano el pan-Con mas o menos sudor”. A mi siempre me gustó esa canción y (casi) cualquier cosa que cantaba Danny Rivera, quien probablemente jamás se enteró de que a los comunistas nunca les hizo mucha gracia esa letra, pues para ellos, el arte NO es considerado trabajo. Tanto así, que la única vez que hablé brevemente con el Che Guevara y le dije que era músico, enseguida me preguntó que además de la musiquita, en qué trabajaba. Para mi el Che fue también una inspiración, pues desde aquel día comencé a elucubrar la forma de huir de aquella isla a como diera lugar.
Hoy, siempre que escucho la voz de Danny, me viene a la mente aquella primera vez que nos encontramos en (lo que iba quedando de) La Habana de fines de los años 60. En aquella época, los cubanos teníamos muy poca oportunidad de relacionarnos con gente del exterior. La escena nacional estaba compuesta mas o menos por el circo soviético, algún catautor “protesta" del Paraguay, el ballet de Uzbekistán, y un par de grupitos de música andina con vicuña y todo. De modo que entre balalaikas siberianas y zampoñas de Machu Pichu, nuestro horizonte sonoro era más aburrido que un discurso de Mao Tse Tung. Por esa razón, el trabajo con los extraordinarios artistas portorriqueños que vinieron con Danny Rivera, Lucesita Benítez, Alberto Carrión y el director musical Pedrito Rivera Toledo, fue para nosotros como una especie de idilio politico-religioso con matices nutricionales: ellos cantándole su amor a la Revolución del Comediante en Jefe, y nosotros rogándole a Changó que no se fueran los boricuas pa’ seguir comiendo bueno en los hoteles turísticos de la Isla, vedados para los nativos no autorizados. Cuando aquello, salir de Cuba era aun mas difícil que hoy, y la comida la teníamos siempre en el pico del aura, ya que lo que nos daban en casa por la exigua libreta de racionamiento, hubiera matado de hambre a un gorrión. ¿Es eso a lo que aspiran ustedes para Puerto Rico?. No me hagas reír Danny. Y si no sabes (o no quieres saber) lo que es la libreta de racionamiento, espera no mas, cuando triunfe el comunismo en tu tierra, como demonios te vas a llenar esa pancita marxisto-burguesa que has echao’ últimamente, con tres huevos a la semana, 2 alcapurrias de picadillo de soya y un cuarto de libra de habichuelas al mes.
Aún me acuerdo cuando a principio de los ochentas, Brenda y yo te recibimos con júbilo en nuestro apartamento de la 43 y novena avenida en Manhattan. Hay hasta una foto muy linda de ese encuentro en mi libro “Mi Vida Saxual” ––Ay Paquito, aquello no es lo que yo creía–– me dijiste con amargura en aquella ocasión. Yo preferí evadir el tema, pero nunca entendí por qué no le dijiste eso mismo al periodista Agustín Tamargo, cuando en 1994 los exiliados cubanos, acordándose de tus pasados elogios al barbudo te sabotearon aquella presentación en Miami. En aquel momento hasta te defendí, pero ahora entiendo cuanta razón tenían los exiliados. “La Cabra Tira al Monte”, decía mi abuela, y hoy de nuevo estás ligado a una causa cayuca y perdida de antemano: salir en defensa de 5 espías que trabajaban para la dictadura mas antigua (y ridícula) del planeta. La misma dictadura que mantuvo secuestrados a mi hijo y su madre por casi una década y tu no dijiste ni pío.
Ya veo que en el concierto de solidaridad con “The Cuban 5”––que es como llaman a esta banda de facinerosos––has involucrado a Victor Victor, a Danny Glover y a dos hijos de Chucho Valdés. El dominicano y tu tocayo gringo ya sabemos de la pata que cojean (¡la zurda!), pero me costaba creer que los Valdés hubieran heredado la musicalidad del abuelo junto con los errores del padre, pero afortunadamente, según ellos mismos, ya han cancelado su participación en la bufonada del día 13 de Septiembre en Hostos Community College. Lo mismo con Dave Valentín, quien me extrañaba fuera a poner en peligro su vieja relación con tantos cubanos exiliados por ponerse del lado de delincuentes que no dan mas que pérdidas.
La verdad es que desde que Guillermo Alvarez Guedes, produjera tu primer disco, has estado siempre ligado a los cubanos, así que si de veras deseas unirte a la causa de los prisioneros políticos, porqué mejor no te solidarizas con los 75 periodistas independientes condenados en Cuba a larguísimas e injustificadas penas, por “propaganda enemiga”, las golpizas a Marta Beatriz Roque por su militancia en la organización de Derechos Humanos, la desproporcionada condena del medico negro Oscar Elias Biscet, por el solo hecho de disentir públicamente, o el reciente encarcelamiento del rockero Gorki Águila, acusado de “peligrosidad pre-delictiva” ¡que clase de disparate!. Solo por protestar, Danny. Lo mismo que haz hecho tu, Victor Victor y demás “turistas de revoluciones ajenas” toda su vida: protestar. Pero desde una diminuta celda, oscura y apestosa, en lugar del mullido asiento de una limusina o desde el escenario del Carnegie Hall o Bellas Artes.
Yo entiendo que es duro renunciar a tus vacaciones gratis en Varadero y darle la espalda a la horda de marxistas de cafetín que han engrosado tu cuenta bancaria (no exactamente en pesos cubanos) durante tantos años, pero aunque sea te queda la opción de callarte la boca y no meterte en lo que no te importa. Calla, si lo que tienes que decir no es mejor que el silencio, decían los antiguos árabes. Calla y canta Danny, que tu trabajo es cantar, y ganarte el pan , con mas o menos sudor… pero al menos respeta el sudor, las lágrimas y la sangre de los que sufren bajo la bota de quienes inconciente e inexplicablemente, tu aún insistes en defender desde lejos.

Paquito D’Rivera
Agosto 26-2008

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre mal: pero no es tanto que Danny Rivera defienda a los cinco HP y Paquito lo ataque, pues siempre lo ha hecho y hay que reconocerle consistencia en su necedad, sino que entre los que lo acompañan se encuentre el queridísimo (y desafinado) Alfredo (Alfredito con cariño le llaman los exiliados bailadores newyorquinos) de la Fe. Y sí, es el mismo que ha tocado con La esquina habanera su violín postmoderno y asegura que estudió en un Julliard por demás imaginario: por suerte me pareció un charlatán desde el primer día. ¿Qué tal a ti, querido Enrisco?

APENAO dijo...

BRAVO,BRAVISIMO!! LE DISTE CON LO QUE MAS LE DUELE A ESTOS CABRONES. LA PURA,DURA Y TESTARUDA VERDAD.

Anónimo dijo...

Conmovedoras palabras las d Paquito D¨Rivera.Hay q haber vivido más d 30 años en aquel infierno con nombre d Isla para reconocer el peso d esas palabras.

Anónimo dijo...

Mis respetos para el maestro Paquito D'Rivera. Siempre desde Cuba, en silencio segui su obra musical, cuando llegue al exilio me entere de su activa posicion en contra del gobierno que nos aplastó y que sigue aplastando a nuestras familias en la Isla. El si es uno de los cubanos grandes de nuestra epoca. Que siga haciendo con sus manos de oro lo que hace tan maguista: tocar musica y denunciar desmanes.

marta g. dijo...

COMO ES POSIBLE QUE SE PERMITA ESTE CONCIERTO EN NEY YORK POR LOS 5 ESPIAS CUBANOS,

CINCO ESTRELLAS Y UN CANTO/ FIVE STARS AND ONE SONG

Featuring

DANNY RIVERA

“La Voz de Puerto Rico”

Singer-Songwriter

VICTOR VICTOR

PUERTO RICAN GOLDEN JAZZ ALL STARS

Featuring Eric Figueroa, Endel Dueño, Ramón Vázquez

Ritchie Flores and Alfredo De La Fe

SPECIAL GUEST: DANNY GLOVER

SATURDAY, SEPTEMBER 13TH AT 7:30 PM

Hostos Center for the Arts & Culture

450 Grand Concourses at 149th Street , Bronx , New York

Admission: $35.00 – VIP $100

(Group, senior and student rates available)

Box Office and Information: 718-518-4455

Martica
ANOS,