sábado, 23 de agosto de 2008

Conclusiones en la vispera

Luego de las derrotas del equipo de béisbol y de los dos boxeadores cubanos que fueron hoy a la final la cosecha de títulos olímpicos (incluso ganando las dos finales de boxeo restantes) superará solo a la de la olimpiada de Munich en 1972 (donde como todos sabemos Hitler se negó a entregarle las medallas a Michael Phelps). Incluso ganando esas peleas de boxeo que restan Cuba quedará por debajo de las cinco medallas de oro conquistadas por Ramón Fonst y compañía en los olímicos de St. Louis en 1904. Antes de comenzar la competencia aventuré conservadoramente que “Cuba alcanzará un máximo de 8 medallas de oro aunque todo apunta a que obtenga seis o menos”. No pretendo a partir de esto sacar ninguna conclusión sobre la salud de la nación. Después de todo la mayor cosecha de medallas olímpicas vino en 1992 en Barcelona, en uno de los peores años para el país en todo el siglo XX desde cualquier otro punto de vista. Tendrán que ser imaginativos porque no todo se puede resolver dividiendo el número de medallas por el número de habitantes aunque sólo sea porque el sistema afectaría a sus aliados chinos. Los chinos, esa será su carta de triunfo en su particular pelea entre el bien y el mal. Y en cierto sentido tendrán razón porque los chinos se han salido con la suya impresionando al mundo y de alguna manera imponiéndole sus reglas de juego. No importa que digan que sus gimnastas están por debajo de la edad permitida. Lo decisivo es que el COI no se atreverá a reclamar nada, a exigir cuentas a una China que empieza a disfrutar los privilegios de potencia de primer orden y el primero de ellos es por supuesto el de la impunidad. Los cubanos –a sotto voce- se quedan con las preguntas sobre el estreno olímpico de Raúl Castro y sobre a qué otra alternativa de autoengaño nacional aferrarse.

5 comentarios:

pi dijo...

frijoles son mas importantes que medallas
Raul

Michell dijo...

Siempre he dicho q cuando todo va para abajo,todo va para abajo.Ya las aguas van tomando su nivel.Q trsite ocaso para el Muñeco d Guata,q ni siquiera en el ocaso d su momificada existencia podrá disfrutar los otrora triunfos deportivos q la plebe le ofrendaba para alimentar su ego y narcisimo(no es más o menos lo mismo ?).Y hay d dar x hecho q estos serán los últimos JJ.OO q el semi-difunto verá,al menos con los espejuelos puestos y los pies metidos en las chancletas,aunq nunca,jamás,sobre la tierra.
Ahh Pi,por cierto,el caso es q ni medallas ni frijoles.

Anónimo dijo...

esta fue la nota que salio en el granma acerca del incidente de la patada del taekwondoca a un arbitro...como siempre se omite parte de la verdad

sábado 23 de agosto del 2008

Actualizado 4:30 p.m. hora local

Nota de la Dirección de la Delegación Cubana en Beijing

A continuación transmitimos la nota oficial emitida por la Dirección de la Delegación Cubana en los XXIX Juegos Olímpicos de Beijing:

Angel Valodia Matos, del deporte de Taekwondo, combatía en las preliminares por el título olímpico. Ganaba en su pelea tres- dos cuando sufrió una lesión en un pie. Al aproximarse el médico y personal médico para auxiliarlo, el árbitro declaró vencedor al contendiente lo que disgustó a Valodia, quien agredió al árbitro. Cuando otro juez concurrió, tratando de zanjar la situación, lo agredió igualmente. Lo anterior constituye una violación del reglamento y una grave infracción de la ética y las normas deportivas, por lo que fue sancionado a la separación de por vida del deporte.

Independientemente de que hubiese sido injusta la decisión, nada justifica la agresión al árbitro. (AIN)

J. Ferrer dijo...

¡Tremendo lo del comentarista venezolano! ¡Tremendo! ¿De dónde sacan a esos tipos?

Anónimo dijo...

Enrisco: en el 92 fueron muchas las medallas, pero todavia estabamos bajo los efectos de la resaca de la carne rusa. Ahora estamos bajo los efectos de la lechuga. El promedio de estatura a disminuido en cuba como 3 cm o algo asi en los ultimos 15 anos...