domingo, 31 de agosto de 2008

Del lobo algo más que un pelo

Sí, no hay que darle más vueltas: la liberación de Gorki el pasado viernes fue una victoria. En primer lugar del propio Gorki que en unos días se ha convertido de celebridad clandestina en símbolo internacional de la libertad de expresión. En segundo del exilio 2.0, ese que ha hecho de la internet su principal medio de expresión pero también de organización y coordinación. Ese que ha conseguido movilizarse en cuestión de horas y presionar a los grandes medios hasta convertir un juicio municipal en tema de una campaña mundial en la que consiguió cosechar importantes adhesiones. Piezas decisivas en este logro fueron: los propios miembros de Porno para Ricardo junto a Charlie Bravo y Laura García Freyre que en cuestión de un par de horas informaron y difundieron los detalles de la detención de Gorki y luego nos mantuvieron a todos al tanto de los detalles que fueron dando forma a la campaña; Ernesto Hernández Busto y su blog Penúltimos Días que lanzó la idea de la carta a un grupo de artistas cubanos pidiendo su apoyo para pedir la libertad de Gorki y la exhaustiva e inmediata información que fue emitiendo en el blog. Zoe Valdés y Yoani Sánchez al poner su prestigio al servicio de la liberación de Gorki y arriesgarse esta última a la golpiza en el ya histórico Concierto de la Infamia. Pese a todo hay algunos que se resisten a llamar a esto victoria. Así como en el totalitarismo existe una esquizofrenia de los verdugos, esa que dicta que todos son o pueden llegar a ser enemigos no es menos patente la de las víctimas. Esa esquizofrenia es la que imagina a pie juntillas que el poder planea y decide todo, incluyendo sus propias derrotas. Hay poco espacio para engañarse esta vez: las autoridades cubanas querían hacerle pasar una buena temporada en la cárcel a Gorki y al mismo tiempo que todo quedara en el campo estricto de los tribunales municipales y la indisciplina social. La campaña que se desató, ejemplar por lo masiva e inmediata, dio al traste con ambas partes del plan: tanto con el castigo programado como con la pretensión de ocultar sus verdaderas causas a la opinión pública internacional. Sirvió además -como uno de sus efectos secundarios- para desenmascarar a un grupo de artistas que medran en los alrededores del régimen y conseguían hasta el otro día posar -tímidamente, es cierto- como independientes y hasta pasar a veces por contestatarios. Pedir la libertad de Gorki, al menos en el plano de la metáfora, podía parecer una redundancia: incluso hallándose en prisión Gorki es mucho más libre que todos ellos. Pero necesitábamos algo más que una metáfora. Necesitábamos que no sólo el espíritu de Gorki sino también su cuerpo desmañado anduviera libre por las calles de La Habana. Y desde que el viernes salió del juicio con apenas una multa (que como el mismo acaba de recordar en una entrevista es dos veces su salario mensual) todos los cubanos, incluso aquellos que no movieron un dedo por Gorki, son un poco más libres. Siempre he sido furibundamente optimista y no diré que este hecho marca el fin del castrismo pero al menos –si de esto sacamos no sólo una buena satisfacción sino además un modo sistemático de reaccionar ante las arbitrariedades del régimen- señala el final de su impunidad absoluta. El logro es ciertamente minúsculo si se compara con todo el esfuerzo empeñado o con toda la gente que sigue en prisión con condenas casi infinitas o con el resto de los once millones que siguen viviendo en el centro del miedo. En cambio es un éxito inmenso si se piensa que nunca antes se había podido arrancar en tan poco tiempo a alguien de la cárcel sin la mediación de presidentes o Garcías Márquez. Fue nuestra la iniciativa –la del sector más joven y menos partidista del exilio cubano- y eso debe curarnos al menos en parte la impotencia y la resignación que llevamos -junto con el nihilismo- como marca coletiva. Debemos, en fin, sentirnos satisfechos. Satisfechos y conscientes que esto es sólo un comienzo, pero al menos un buen comienzo.

P.D.:
No lo decimos sólo nosotros. También “ellos” reconocen que fue la movilización internacional la que los obligó a dejar en libertad a Gorki. Así les debe doler.
“Las autoridades, conscientes de la campaña orquestada desde el exterior- que tenía por objeto hacer un héroe de un pobre diablo- rebajaron el delito, que se quedó en falta por desobediencia (lo que en España sería, más o menos, “desacato a la autoridad”) y el pago de una multa. De esa manera, la extrema derecha cubana se quedó sin su prefabricado mártir.” José María Álvarez en Kaos en la Red

P.D.2:
De la entrevista a Gorki en El Pais:

P. ¿Por qué cree que el mismo día del juicio decidieron cambiar la acusación?

R. Por la presión de las personas que se han solidarizado conmigo. Ésa es la prueba de que cuando la gente se une para enfrentarse a la tiranía se pueden cambiar las cosas. Ellos tienen miedo de que lo que hacen trascienda y se les condene internacionalmente; por eso han bajado una posible condena de cuatro años de cárcel a una multa de 600 pesos. Quieren aparentar que son buenos.

Y en la entrevista que le hizo Charlie Bravo dijo algo parecido:
GA: Imaginate, [en vez] de un juicio politico tuvieron que hacerme un juicio por conducta antisocial, por hacer ruido, etc, gracias a la enorme presion internacional y la verdad en la mano, y el abogado Henry Rosello, un valiente, gracias a eso pudimos derrotarlos.... Lo unico que me pudieron decir fue lo del ruido.... Te tengo que decir, estoy impresionado por el apoyo. Nunca me imagine que tanta gente en todo el mundo fuera a apoyarme de esa manera.
Definitivamente les duele. No pueden evitarlo.

8 comentarios:

Jorge Luis Arzola dijo...

amén.

Anónimo dijo...

Absolutamente justo, Sr. Enrisco, de acuerdo en todo, por algo hay que comenzar.

Al Godar dijo...

Muy claro tu mensaje.
La proxima vez que haya alguna movilizacion volveremos a contar con los blogs.
Hay que pensar como perfeccionar el mecanismo que en esta ocasion funciono un poco empiricamente, pero con excelentes resultados.
Saludos,
Al Godar

TRAJINAR dijo...

jA JA JA QUE CIRCO Y TODAVIA SE CREEN LOS LIBERADORES DE GORKY, QUE PAPELAZO SEÑORES, HASTA GORKY SE BURLA DE USTEDES, ES UN IRREVERENTE. JAJAJ

PolO dijo...

Esto fue una muestra de cuan fragil esta el carcomido espantapajaros castrista. Ahora son ellos los que tienen miedo.

APENAO dijo...

Estimado "trajinar":
Pues si, somos los "liberadores de Gorki" y tambien lo seremos,en el futuro no muy lejano, del pueblo cubano.
Fuimos capaces de movilizar la atencion publica mundial hacia ese caso. Nos toco a nosostros, los cubanos honestos y anticomunistas, disfrutar la victoria. Que Gorki sea irreverente no es noticia. La democracia es una sociedadad donde los irreverentes, y todos los demas,tienen el derecho a defender su forma de pensar sin represalias.
El exito pudo mover la opinion publica internacional y obligar al la dictadura a liberarlo.
Si alguien hizo tremendo papelazo en todo esto fue el decadente y putrefacto regimen de los Castro.

Yoana dijo...

La verdad es que la angustia por ese muchacho con tantas agallas me tuvo despierta toda la semana y la satisfacción por su liberación me tiene todavía dando brincos. Al régimen se le acabó la impunidad, ya no puede actuar a espaldas del mundo porque los blogs son resquicios de luz que lo filtran todo al exterior. Viva Gorki, Yoani y la blogostroika cubana, y todos los que hicieron posible este Milagro!

bustrófedon dijo...

Muy buen comentario. Me quito el sombrero.