sábado, 19 de enero de 2008

¿Elecciones para qué?

Ya tenemos las elecciones arriba y no había mi posición. Mi convocatoria es a anular la boleta y luego, si no es mucho pedir participar en el conteo que después de todo es un derecho constitucional. Antes que me lo pregunten: sí, cuando estuve en Cuba hice ambas cosas. Ya lo dice hasta el Comandante: "Que cada uno se sienta libre y actúe por conciencia". Por si deciden seguir mi consejo abajo les pongo varios diseños (considerados a partir del circulito que tiene la boleta) para que su anulación de boleta tenga un toque distintivo y no se limite al simple y seco NO (para que luego no digan que uno es negativo):








6 comentarios:

La cubana que dijo...

Ya... ¿y cuando participaste en el conteo exigiste que quedase constancia del número exacto de votos anulados o hiciste algun comentario del tipo "¡¡de pinga, cada dia somos mas los gusanos en este país!!?

Jorge Salcedo dijo...

El plato vacío es gracioso, pero un poco difícil de ejecutar y demasiado reduccionista. El hambre es una buena razón para oponerse a aquello, pero no es la mejor ni la única. Las caras tristes son demasiado patéticas y mezclar esto con el ying y el yang es complicarlo demasiado. Así que yo voto por el Happy Face, que equivale a un rechazo alegre, desenfadado y ecuánime de la farsa electoral. Contar votos anulados será contar rostros felices. Ojalá que ésta sea la elección más feliz del planeta. Por lo pronto, ya sabemos que es la más democrática…

Anónimo dijo...

Yo voy a votar por Obama porque me recuerda a Batista y despues vendra una robolucion de todos los burgeses racistas que lo cambiaran for un rey marxista barbudo que nunca trabajo en su vida.

enrisco dijo...

cubana: lo primero. el comentario lo hizo el presidente del Comite, Vazquez, de infame memoria, quien dijo: "Para que tu veas, no hay tanta gente que me quiera arrastrar".
salcedo: todos esos (menos la carita llorando) son diseños reales de las elecciones del 93.

Isaeta dijo...

¡Me encanta el tercero! ¿Por qué no se me habrá ocurrido antes? Tantas boletas anuladas a lo largo de los años y que me haya fallado así la imaginación.
Es que la carita llora porque no le dejan participar en el conteo de los votos para saber a ciencia cierta cuántos votaron por el NO.

Anónimo dijo...

En Chicago votan los muertos y en Cuba eligen a un muerto.