jueves, 5 de mayo de 2011

Nuevos (buenos) lineamientos

En medio de una defensa del Yuma, el sobrenombre del académico norteamericano Ted Henken, (recientemente sometido a un interrogatorio por la seguridad del estado en el aeropuerto José Martí en el que le fue informado que no le permitirían entrar más a Cuba) Orlando Luis Pardo Lazo nos deja unas recomendaciones que valen tan bien como el mejor de los programas políticos:
Pero hagamos nosotros también el [trabajo] nuestro en tanto ciudadanos: mezclémonos; no seamos tan cobardemente insolidarios; apoyemos al caído en desgracia aunque nos opongamos a él; quitémosle la cruz al estigmatizado por H o por B; denunciemos con misericordia no a la víctima sino al abusador; salgamos sin complejos a un parque para ver si los ojos del otro están abiertos a la belleza de la verdad; sumémonos al proyecto que menos nos interese; oigamos antes de morirnos si el otro tenía limpia la voz; hagamos un poco de tonterías juntos; no seamos nosotros mismos un solemne mini-ministro del Interior; ignoremos el índice amenazante del uniformado de civil que nos cita a una entrevista con estilo de secuestro y coacción.[…]
Hermanitos de Historia, se nos está acabando el tiempo para reaccionar como generación. Si no disolvemos ahora mismo ese poder paleolítico que nos paraplejiza, será nuestra biográfica responsabilidad. Y de esa culpa colectiva de cara al futuro sí que no nos salva ni la propia Seguridad del Estado.
H/T: Penúltimos Días