miércoles, 18 de mayo de 2011

Entendiendo a Hitler

“Entiendo a Hitler" dijo el soberbio (en más de un sentido) director de cine danés Lars Von Trier durante una conferencia de prensa luego de la proyección de su película Melancholia en el Festival de Cannes. "No puede decirse que fuera un tipo estupendo... pero me cae simpático" añadió. Y a continuación: "Bueno, no estoy a favor de la II Guerra Mundial y estoy a favor de los judíos... aunque no demasiado, porque Israel nos suele joder bastante". Nótese el paso del yo al nosotros. Cómo de su opinión particular sobre Hitler pasa a la inquina colectiva contra Israel con la fluidez con que 80 años atrás se recorría el mismo camino a la inversa: del antisemitismo a la adoración de un criminal.

Y ahora planean expulsar al danés de la sección oficial del festival (o sea, de la competencia) por hacer apología de crímenes de guerra o de crímenes contra la humanidad. Una medida un tanto excesiva en un festival donde hace tres años se vitoreaba al cineasta Steven Soderbergh y al actor Benicio del Toro por su película sobre otro asesino en serie (y en serio) como fue el argentino Ernesto Guevara. El que obraran en escalas distintas (aunque igualmente multitudinarias) no oculta que intentaran aplicar el mismo principio: aquel que estorba a mi idea del mundo merece y debe ser eliminado. Tampoco justifica el desbalance en el trato. O es de una intolerancia inaceptable el linchamiento virtual del danés por dos o tres frases o se es menos complaciente con cuatro horas de apología cinematográfica del crimen. Los principios éticos o sirven para todos o son meros prejuicios cuyo sentido nadie sabría justificar.

11 comentarios:

el fume dijo...

Enrique,
En realidad esto fue un intento bastante torpe de este tipo de decir algo inteligente, ser gracioso o provocar. En las dos primeras cosas fracasó notablemente. En lo de provocar lo logró de cierta forma pues periódicos de todo el mundo escriben sobre esto, aunque algunos, como El País, se dejan provocar en serio y otros, como los que yo leo en Suecia, lo muestran como lo que es, un pseudoescándalo sin mucha importancia. Al parecer la dirección del Festival fue de las que se lo tomó en serio.
Por cierto, el colectivo “nos” al hablar de Israel lo introdujo la traducción del País. Las palabras fueron “I like Jews. Well, not too much, ‘cause Israel is a pain in the ass.” Seguramente las declaraciones pueden verse en youtube. Yo las ví aquí: http://www.dn.se/kultur-noje/film-tv/von-trier-provocerar-igen

estrue dijo...

Fume, me da a mí que este tipo no necesitaba echar ninguno de estos eructos para provocar, simplemente dice lo que piensa y punto. Lo curioso es que ninguna de las "grandes estrellas" del cine, el arte, la música o el pensamiento, de la actualidad diga algo tipo "putos islamistas radicales, tienen al mundo echo un queso gruyere y son tan malos y tan cabrones que están masacrando a su propia gente en Iraq y en Afganistán, ademas, me cago en mahoma" ...a que ninguno tiene los huevitos de decirlo?? Quizas sea que incluso son simpatizantes de la causa de Bin Landen

Sueltae'lpollo dijo...

Lo que paa es que la vieja Europa en el fondo sigue mirandonos como indios ua sea con levita o sin ella.

Nuestras victimas y victimarios son solo algo mas del folklor y no algo para ser tomado en serio como las victimas y victimarios europeos.

Enrisco dijo...

me disculpo por seguir la version de El Pais que suavizó mucho una frase que traducida es "Me gustan los judios. Bueno, no mucho porque Israel es un dolor de culo". Pero eso no modifica mucho mi argumento principal de que el paso del yo al impersonal alude a un consenso poco discutible. Consenso que no hay al decir por ejemplo "I like Argentinians. Well, not too much 'cause Che Guevera was a murderous motherfucker".

Miguel Iturralde dijo...

Me parece que el cineasta de marras estaba buscando algo de publicidad gratuita, o quizás es una de esas personas con una condición congénita de "boca y pata". A estas alturas ya estamos acostumbrados a profesionales del séptimo arte destilando sus gotitas de sabiduría, muy especialmente en el ámbito político. Por supuesto que, igualmente que cualquier hijo de vecino, están en su derecho. El problema surge cuando opinan irresponsablemente, sin conocimiento sólido o vivencias. Y muchos, pensando que si lo dijo fulano que es "tan famoso", toman lo dicho por verdad y la hacen suya.

En cuanto a lo del Che, eso es una lucha cuesta arriba. He visto hasta en una heladería su afiche como parte del decorado ecléctico del establecimiento. Ni soñar que colgasen uno de Hitler. Desgraciadamente es así. Cuando la película "Che" arrasó con los premios Goya, uno de los españoles asociado con la producción agradeció, en su mensaje de aceptación del premio, a Benicio del Toro por permitirle "descubrir a una figura tan maravillosa como el Che". El consuelo es que la misma fue un fracaso taquillero y el propio Soderberg ha manifestado que dicho proyecto fue una "obsesión" para del Toro. Después de "Che", no recuerdo a B. del Toro interpretando algo de envergadura. Y en mi humilde opinión, es un actor excelente.

Saludos,

MI

Güicho dijo...

Lars es un alemán educado a la vikinga, y hoy amaneció más animal que de costumbre. Odín que se levanta con la pata izquierda y pisa mierda. Nada, un mal día en Valhalla.

Pero si hubiera hablado mierda de Israel na'má', sin mencionar a Adolf, le dan la Palma de Oro.

Anónimo dijo...

Yo sigo sin entender el razonamiento a seguir para insistir en poner a Guevara a la altura de cuanto demente haya por ahi. La comparacion con Bin Laden es menos forzada. Pero lo de Hitler es demasiado. La premisa del Fuhrer fue que habia un grupo humano que por su propia constitucion genetica era superior al resto y que por ello era perfectamente legitimo hacer desaparecer a estos ultimos. Ni Guevara ni Bin Laden proclamaron tal cosa. Ambos defendian la superioridad de una ideologia, no de una raza. En el peor de los casos con cambiar de modo de pensar o disimular podias salvar el pellejo. Y yo se que no es poca cosa el cambio forzado y el disimulo, pero hay una diferencia brutal con la marca genetica.
Si ademas de esto evitamos abstraernos del hecho de que la batalla de la que Guevara formaba parte tenia y tiene un caracter emancipador para una buena parte del mundo, mientras la de Hitler era conquista pura y dura, entonces se hace menos dificil entender el por que de las simpatias por el Che. Lo que ha mejorado en America Latina, por poner un ejemplo, ha sido en gran medida por el empuje del ideario Guevarista. Puedes interpretar a Mujica y a Rousseff, ambos ex-guerrilleros, como el fracaso de ese camino. Yo prefiero verlo como el resultado de la efectividad del mensaje que no se puede perder: si no es por las buenas sera por las malas.
No preferir el radicalismo de Guevara es entendible. Se ha de evitar, y esto lleva el mismo tono de Obama en su discurso de Premio Nobel. Es claramente deseable que no corra la sangre. Es probable que varias de las muertes en las que Guevara participo directamente hubieran podido evitarse. Lo mismo se puede decir de los bombardeos en Viet Nam e Irak ayer y en Afganistan y Pakistan hoy justo mientras nosotros comodamente escribimos en el Blog de Enrisco. Y sin embargo, no da tan fuerte.
Y no esta mal evitar otra Revolucion (esas de verdad, como la nuestra), pero no a costa de que los perdedores de siempre no tengan la oportunidad de dejarlo de ser. Pero bueno, cada cual escoje sus peleas.

Omar

Güicho dijo...

Omar, la paz esté contigo y Alá no quiera otra cosa, eres muy entendible y yo te entiendo. Por esa misma lógica celebro que mi vecino le pegue a su mujer y de que ella siga igual tan puta. Es preferible evitar la violencia, pero lo que ha mejorado en la vida de los cornudos del barrio se debe en gran medida al empuje de ese hombre, y al fracaso de su camino violento. El efectivo mensaje para las descaradas queda vigente: o dejas de echarte machos a las buenas o será a las malas. Y ahora te dejo, que una vecinita me está haciendo señas.

Miguel Iturralde dijo...

Sí Omar, precisamente, cada uno escoge sus peleas. Y ya que mencionas a Vietnam... ¿no fue acaso Che Guevara quién dijo que deseaba ver decenas de Vietnam's en el mundo? Por supuesto, en el contexto de la lucha armada popular contra el imperialismo, con sus muertes justas y colaterales, siendo la vía emancipadora señalada. Saludos.

MI

Anónimo dijo...

Sr. Omar o anonimo, no se si esto lo leera ud. o alguien pero quiero escribir lo que siento cuando lei su opinion, la cual respeto pero no la comparto. Si el Che Guevara como ud. dijo defendia la superioridad de una idelogia basada en su mayor parte en el fusilamiento de miles de cubanos culpables solamente del hecho de no compartir la ideologia del Che y que no querian cambiar de opinion por "el hecho de salvar el pellejo", entonces soy yo la que no entiendo lo que dice sobre el Che acerca de que "defendian la superioridad de una ideologia" o "un caracter emancipador" como menciona ud. Una ideologia que no de un espacio al pensamiento libre y al respeto a ideas diferentes, eso se llama dictadura embarrada en sangre. Siento pena por ud., por Soderberg, Benicio del T., por los premios Goyas, y sobre todo por el pueblo de Cuba, mi patria, donde todo mi pensamiento me esta prohibido por causa de ideologias como la del Che.
Patricia

Anónimo dijo...

Guicho, muy gracioso pero me quedo con el comentario de Omar. Comentando a Patricia: el Che desde 64 a algo asi no tenia q ver con Cuba, ya estaba pensando en otra cosa...Todavia( p los incautos o no) lo de Fidel no se habia convertido en lo q ya es. Recuerden que el gran cambio fue en el 68 o cuando de verdad la cosa se vio x donde iba...Dany