miércoles, 10 de marzo de 2010

Una dictadura es una dictadura es una dictadura

Es saludable que aunque sea después de cincuenta años en el poder en España se abra un debate sobre la dictadura cubana. Solo que no entiendo por qué hacen equivaler la timidez en la condena al franquismo por parte de la derecha con la de la izquierda respecto al castrismo. No es que haya que tomar un curso de dictaduras comparadas pero ahora mismo cualquiera puede darse cuenta de una diferencia entre ellas: el castrismo sigue matando.

“La insolidaridad hacia la lucha por los derechos humanos en los regímenes autoritarios comunistas es una larga tradición de la izquierda; es una de sus grandes vergüenzas. Es escandaloso que las personas que en Occidente gozan de la democracia se permitan criticar a otras que aspiran a lograr unos mínimos derechos”
Antonio Muñoz Molina
"Es un romanticismo perverso. La izquierda es heredera de una actitud que tuvimos todos antes de la caída del socialismo real, creyendo que Stalin era el malo de la película y Lenin el bueno, y que si utilizaba la violencia era porque estaba en una situación de guerra civil. Y lo mismo ocurre con la revolución cubana. Lo que no se dan cuenta es de que, desde la izquierda, se puede condenar al mismo tiempo el embargo, que sólo perjudica al Gobierno cubano, y a la dictadura castrista”
Antonio Elorza