viernes, 13 de febrero de 2009

Turismo


Cuba ha marcado nuevos récords en su industria turística. De todas las atracciones la más visitada, al menos por presidentes latinoamericanos de izquierda, esa especie tan curiosa, es el museo de cera. (Ser presidente latinoamericano antes era sinónimo de corrupto. Ahora también sólo que tienen pseudo complejo de Robin Hood: le quitan el dinero a los ricos para quedárselo ellos. A los pobres les dan discursos sobre cómo a oligarquía no se deja quitar el dinero y es entonces que se escuchan sonidos de unos huesos chocando contra otros y es Robin Hood en la tumba abofeteándose así mismo y diciéndose “¿Cómo no se me ocurrió antes?”) Es entonces que para disipar toda duda sobre su compromiso con los pobres se van para La Habana a visitar el museo de cera que consta de una sola pieza, la de un viejito embutido en ropa deportiva y se tiran una foto junto a ella. Cuando la familia le preguntan quién es el de la foto les responde:
-¿Vieron la última de Benicio del Toro?
-Bueno, nos quedamos dormidos por la mitad.
-Pues este es el barbudo que sale junto con él en la primera parte.
-¿Y a Benicio? ¿Lo viste?
-No pero tengo una foto con el negrito que sale en la película.
-También está muy estropeado.
-Sí pero por lo menos se mueve.
En esas andaba la presidenta de Chile cuando de regreso del hotel se entera que nada más irse del museo el muñeco de cera había publicado un artículo en el que hablaba de la salida al mar que Chile le había quitado a Bolivia hace 130 años. “La costa marítima” había dictado el muñeco una y otra vez como para que no la confundieran con las costas judiciales que podría costar la reclamación. “¿Para qué querrá Bolivia una costa si no saben qué hacer con el resto del país?” se preguntará la presidenta antes de dormir. “Suiza no tiene costas (marítimas) y mira lo bien que está mientras que Cuba es una isla rodeada de mar marítimo y los cubanos se ven tan pobres... aunque ellos también se la pasan luchando su salida al mar… en balsas. Pero todo eso ocurre por culpa del bloqueo del imperialismo norteamericano”. Y entonces se escucha otro golpe de huesos y a continuación un sollozo. Es el espíritu de Robin Hood que se pregunta “¿Por qué no se me ocurrió antes? ¿Por que no se me ocurrió acusar al sheriff de Nottingham de bloquear los bosques de Sherwood? ¿Por qué no se me ocurrió acusar al sheriff de aliado del imperialismo norteamericano?”

6 comentarios:

Parte el alma dijo...

Yo creo que al Innombrable no sólo le esta saliendo la muerte por los ojos, sino también por las manos. ?Has notado que desde que es cadáver - en las dos últimas sesiones de fotos - las esconde?
En la primera foto que publica el Herald hoy se puede ver algo horrible insinuado en su mano derecha.
Qué será?

Güicho dijo...

Sólo falta la visita del afrorobin del norte.

J.Campos dijo...

Enrisco,
Entre tú y Güincho un día me van a matar.

Este escrito está exquisitamente despatarrante.

Espero que tu bronca con la fumadera esté por buen camino (cualquiera que éste sea)

Es increíble lo que se parece el hábito de fumar a una tempestuosa relación de pareja. La dejamos pero la retomamos en cualquier momento, sólo para demostrarle que la tenemos bajo control y que aunque "nos ha dejado", en el fondo sigue siendo "nuestra", porque "nosotros somos los que mandamos" ¿qué se habrá creído?.

Reinaldo dijo...

Llego tarde a la lectura, pero éste te ha quedado fenomenal, Enrisco.

cubasno dijo...

...por cierto, qué pronto le vino el castigo a la Perrolet, ahora se le ha armado una cagástrofe en Chile con las reflexiones de cagastro sobre la salida al mar de evolivia, que el tocopán cocalero prontamente agradeció moviendo la cola, o la coca. mientras tanto, la oposición se quiere comer cruda a la perridenta por su papelazo histórico, y ella sólo ladra a través de sus voceros, mientras en privado se caga en la madre de ese hueón que la ha puesto en evidencia...pero ya tiene su foto pa enseñársela a los nietos, si logra distraerlos del ipod y el ferrari por dos segundos. Ya me imagino la respuesta: Abue, no me gusta el porno suave, qué fome. cachai? y ya más culturales, la foto se podría llamar La muerte y la doncella, como la obrita de Dorfman, o La muerte y la empella, que la Bachelón últimamente está más repuestica... suave con las empanadas y los dictadores, que se me empacha la vieja.

Inesita Correcalle dijo...

Muchachos, ustedes no escarmientan... Ríanse solamente del embarque que les da Generoso a todo el que se le acrca. Por ejemplo, a Magda Montiel le dio el beso de la muerte.
Es cierto que you know who es como el alacrán de la fábula.
Y el ejemplo de Suiza, Enrisco, es fenomenal.
A mí la política me importa un comino. Bastante daño me ha hecho ya el caimán. Pero me río tanto con tus posts que así puedo soportar las 8 horas en el trabajo.