jueves, 5 de febrero de 2009

Por fin


Parecía que el apóstol iba a morir en el año de su centenario, tanta era la afrenta… Parece que por fin se va a poder comprar ¿Qué pensarán de nosotros en Japón? en amazon. Ya está en una distribuidora norteamericana así que no le hagan mucho caso al aviso de que no la tienen en stock porque la distribuidora norteamericana ya tiene las copias. Muchas gracias a Queta y Alexis Romay por las gestiones que realizaron para conseguir algo que debería ser bastante menos épico.
Abajo un par de comentarios sobre el libro:

“¿Qué pensarán...? traza el recorrido de unas vidas fuera de lugar, de personajes que pudiéramos llamar atópicos. Y no porque persigan el tan manoseado “no hay tal lugar” que designa la utopía, sino porque son ellos los que no tienen lugar en cualquiera de las plazas realmente existentes de este mundo. Bregados en el arduo heroísmo de la supervivencia; con sus situaciones límite y a la vez cotidianas, extraordinarias y al mismo tiempo vulgares. Outsiders que, junto a la ganancia que les concede el exilio, son portadores de una pérdida que los aligera y, por eso mismo, les deja un vacío que no puede rellenarse. (…) Humanos, demasiado humanos, en la batalla de esa épica menor asfixiada una y otra vez por las Grandes Causas.”
Iván de la Nuez

“En Cuba usamos la frase “sacar un sable” para referirnos a una sorpresa que llega envuelta en palabras. Termino de leer estos cuentos y quedo con la sensación de haber paseado por una impresionante galería de armas blancas. En este libro —además de sables que cuelgan en las paredes— hay una Katana que corta enloquecida en el metro de Nueva York, una navaja que salva vidas, y un cuchillo que apunta, con dudas, al viejo dilema de ser libres matando. La sorpresa más grata, sin embargo, que dejan estas historias es la comprobación de un viejo adagio: nada corta mejor que una página bien escrita. La prosa de Enrique del Risco destella honestidad y elegancia, tiene el filo de una hoja forjada sin excesos, hecha con golpes de inteligencia y puesta a enfriar con un gran respeto por el lector. La risa que salta en cada uno de estos relatos tiene la rara cualidad de dar alegría sin caer en la burla o el cinismo, de hacernos creer que en el Japón los machetes son un despilfarro de acero.”

César Reynel Aguilera

10 comentarios:

BARBARITO dijo...

¡¡ENHORABUENA NORTEAMERICA!! Por fin sus lectores podrán saborear un buen libro.
(No he dejado de recomendarlo en mi humilde 'Biblioteca cubana'...donde ya ha tenido unas 500 visitas).
Gracias Enrisco.

cubasno dijo...

vaya gallego...! felicidades, bro, aunque yo ya lo conseguí épicamente en una librería de barcelona, donde lo tenían pero no a la vista (qué pensarán de nosotros en barcelona que tuvieron que sacarlo de las postrimerías de un almacén al fondo, con tanta bazofia en catalán y castellano que chorreaban las estanterías). Pero aunque no es el tipo de distribución que ningún autor desearía, a mí me dejó la sensación de haber conseguido algo precioso después de semejante búsqueda y captura, la satisfacción de un Miss Marple contra euro y cañona.

BARBARITO dijo...

...yo lo conseguí en la FNAC (que es una cosa grande donde venden libros y tarecos informaticos y de audio/video). Allí aún quedan 2 ejemplares.... en el resto de las grandes librerías de Barcelona -como pasó con "Leve Historia de Cuba" y otros libros de Enrisco- ¡Imposible encontrarlos! a la venta normal... y yo me pregunto por qué.
En fin... ¡¡paciencia bibliófila!!
Saludos

Anónimo dijo...

Me uno al coro en las felicitaciones. Disfruté muchísimo la lectura de ambos, "Leve historia..." y "Qué pensarán...". De este último, ya otros con más facilidad de palabras y conocimientos han aportado certeros comentarios sobre sus méritos, pero a mi particularmente me gustó el cuento Zihuatanejo, una sencilla y, a la vez, grandiosa oda a la amistad y la lealtad.

Saludos.

MI

Anónimo dijo...

Es un libro que merece ser comprado, leído, vuelto a leer, y puesto -nunca guardado- en el entrepaño donde van los tomos a los que regresaremos.

Felicidades una vez más.

Anónimo dijo...

Ño, se me olvidó firmar el anónimo de las 9:30.

Saludos

CRA

Anónimo dijo...

La delicada línea que dibujas entre lo real y lo imaginario es sólo vista por los que hemos estado inmersos en la verdad de tus inverosímiles relatos. He conocido (y conozco)de primera mano a muchos de esos protagonistas y las situaciones en que se han visto, ¡hasta en sueños! Me has llevado de la risa a la tristeza.

apenao dijo...

Enrisco te cambio una botella de "chispa de tren" producida en Cuba, con 3 anos de anejo por tu libro. Es que la crisis me esta llevando recio...

bustrófedon dijo...

¡¡Por fin, compadre!! ¡Felicidades! Ahora mismo compro el mío.

Abrazo,
A

luvicallejas dijo...

Excelente, Enrique. Pero parece que fallaron en la traducción del título al inglés, debe ser "What do they think of us in Japan?"