lunes, 20 de junio de 2011

Humor y tolerancia

Interesante ejemplo de como el humor puede ser políticamente incorrecto casi que por definición. Llevan a un imitador de Obama a una convención republicana en Louisiana y luego de que se despache haciendo chistes de los demócratas pero también de los republicanos es sacado no muy discretamente del escenario.