jueves, 24 de febrero de 2011

Palabra de Dios

Ayer en la misa por Orlando Zapata tocaba como lectura del evangelio San Marcos 9,38-40:
En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»
Jesús respondió: «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.»
No pude hacer otra cosa que decirle al que tenía a mi lado: "Qué clase de político era ese Jesús".

4 comentarios:

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Algo similar -ahora no recuerdo la frase con exactitud- dijo Carlos Rafael Rodriguez, en un congreso de la UNEAC en 1987, y desperto muchas simpatias entre los jovenes de aquel entonces.

Lo que encuentro complejo -los evangelios los son, y mucho- es la transformacion de"echar demonios", palabras de Juan, en "hacer milagros", respuesta de Jesus. Me he quedado pensando en ese cambio y en sus posibles sentidos.

Cucovich dijo...

Jesus" para presidente !!!

Anónimo dijo...

Lo que se dijo en el Congreso de la Uneac y que fue recogido como "palabras a los intectuales" lo dijo el primo comandante assoluto: Dentro de la Revolucion, todo; fuera de la Revolucion, nada". No olviden que tanto Fidel como Carlos Rarafel Rodriguez fueron alumnos aventajados de los jesuitas.

Garrincha dijo...

o chucho se fumaba tremendos tabacos o las traducciones acabaron con él.
siempre tenía en jaque a los pobres apóstoles.