martes, 4 de noviembre de 2008

Y una elección

Es la segunda vez que voto en una elección presidencial y no acabo de acostumbrarme. Me da tanta alegría ejercer mi derecho al voto que todo lo demás me importa poco en el momento de votar, incluido el detalle de que quién saldrá al final presidente. Ya habrá tiempo de preocuparse. Sospecho que cualquiera que salga en esta o en cualquier elección nunca conseguirá entusiasmarme demasiado. Me entusiasma cuando gana mi equipo favorito en una competencia porque todo el sentido que tiene esa victoria de ellos es esa alegría momentánea y la ilusión perfectamente falsa de que algo se ha ganado. Lo político entra en el mundo de la realidad donde nada es definitivo y creernos que va a complacernos del todo es una ilusión más falsa y tonta que creer que hemos ganado el campeonato que jugaron tipos con los que nunca hemos hablado. Déjenme disfrutar de este ritual de ejercer mi voto con la despreocupación con que celebre aquél jonrón de Marquetti.(Ahí van las fotos de mi colegio electoral montado justo en el gimnasio de la escuela de mis hijos):


La entrada del colegio (electoral).


Una muestra de la influencia boricua en la traducción de frases del inglés.




Los pioneritos se los debo pero se se fijan detrás de las mesas están las viejitas de Comité de toda la vida.


La boleta electrónica. Y la gracia es que no hay que votar por todos. El asunto es elegir.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

En un post anterior podiamos ver que aun no estaba decidido.
Ya se decidio?



Por quien?

Anónimo dijo...

Papa, me recuerdas a marti en su primer amor con nueva yok...tu crees que en algun momento te llegue el momento critico en tu relacion con los yumas?

Enrisco, es que es muy contrastante tu posicion en contra de Fidel y tu americanismo...

Carmen y Sonia

enrisco dijo...

tienen razon carmen y Sonia, mi experiencia bajo fidel y en el yuma es puro contraste. es como salir de una carcel estrechita a un potrero. ya tropezare con la cerca pero de momento llevo 11 años corriendo sin parar y ese placer, el de correr no me lo qieta nadie.
anonimo: el voto es secreto, las razones no y de eso fue lo que hable en el post anetrior.

enrisco dijo...

seguimos hablando cuando en España tengan un presidente gitano.

Anónimo dijo...

me basta
votaste mac cain

Anónimo dijo...

oye, habras corrido mucho, pero la barriga...

Güicho dijo...

Esto del presidente caló... Coño, esa capacidad de asociación tuya es un fenómeno. (Ahora no estoy en el choteo.) En ningún alucine había asociado a un gitano con la presidencia del gobierno gaito. Ni de ningún otro gobierno.

Y esto otro es un hecho real: Tengo un socio gitano nacido en Berlin (de origen serbio.) Es universitario, y el único "alemán" que nunca se me despistó en la jodedera verbal. En aquel momento un tío, hermano de su madre, había llegado de visita desde los balcanes, y se había alojado en el apartamento del sobrino. Un día el socio llega a la oficina con una cara sombría del carajo. Le pregunto qué le pasa. Y el tipo me responde:

- Ayer mi tío vendió mi televiosor para comprar cerveza.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Vamos hombre, gitano, gitano, lo que se dice gitano, no, pero ZP tiene una gracia para predecir el futuro que no quieras tu ver eh!. Que manera de fallar este tío con lo de la crisis y en lo de vender televisores para comprar cerveza sólo habrá que esperar unos meses, lo malo que no va haber a quien vendérselos.

El próximo presidente no nativo de España será Rumano, Ecuatoriano o Marroquí, pero para cuando ese día llegue ya no van a quedar españoles.