lunes, 24 de noviembre de 2008

Miami


Para mí viajar a Miami es regresar a la patria. Una patria de sheet rock y una sola planta y con una concepción del urbanismo cercana a la del dios que edificó el desierto de Gobi pero bastante más tolerable que ese museo en ruinas que es la otra patria, la original. En Miami no tendré que tropezarme con falsas negras libertas vestidas por el historiador de la ciudad o con carteles exaltando las bondades de la miseria. Con eso me basta. En mi experiencia los miameses son cálidos y generosos, (al menos si uno les garantiza que va a usar el pasaje de regreso) con un desinterés que no he encontrado en ninguna otra parte exceptuando algunos rincones de Oriente al margen casi hasta de la Historia. Los miameses han sido más generosos conmigo que lo que yo suelo serlo con la ciudad en que viven. (Sólo la protejo ante extraños, cuando intentan perdonarme por no ser “un cubano de Miami”: entonces la defiendo como si hubiera nacido en Hialeah y educado en el Miami Dade College, convencido de que no puedo despreciar la ciudad sin rebajarme en algo.) No creo en el mito de que Miami cambia a la gente, que la vuelve egoísta y frívola. Más bien pienso que el egoísmo y la frivolidad se pueden apreciar mejor una vez que la gente se despoja de la gruesa costra de la miseria y de los disimulos de cultura ministerial. En Miami se verifica un curioso experimento: ese que intenta resolver el problema de cómo sería la cubanidad sin miseria, conceptos que en la isla habíamos llegado a asumir como sinónimos. El resultado del experimento no es muy halagador, es cierto, pero no debe sorprendernos teniendo en cuanta la materia empleada.
En Miami me he encontrado gente buena más o menos en la misma proporción que en Cuba con la diferencia de que lucen bastante más felices y satisfechos con sus vidas. Cierto que me golpea ese ambiente de denso provincianismo cuando nada más llegar me entero sin preguntarlo de los pormenores biográficos de todos sus pobladores más o menos notables, los conozca o no: tal parecería que se trata de conjurar la distancia física con la promiscuidad de las almas. O cuando de repente me doy cuenta de que me hallo en medio del fuego cruzado de rencillas personales que usan la ciudad como campo de batalla. O cuando se apela a la condición de paisanos como disculpa a la chapucería o la cerrazón del imperio de la telenovela y la carne de puerco. Pero está también el otro Miami, el de gente buena que prospera entre uno que otro resbalón de la suerte; el de los que vuelven a soñar en medio de preocupaciones inevitablemente mundanas; el de quienes abren un taller de escultura en medio de la nada o echan a andar editoriales de poesía que hace unos años además de inexistentes eran impensables; el de una gastronomía que en Cuba es mera añoranza, del buen café en cada esquina y los patios; el de gente con un sentido del humor que rebasa los chistes aprendidos en cuarto grado; el de las complicidades súbitas y las mezquindades trasparentes por ser tan familiares. El Miami donde aterrizó el último premio Alfaguara y que posee –a pesar de sus defectos- el periódico más decente en español de todo el país. Y sobre todo el de los amigos que crecen en número e intensidad con cada visita. No se trata de reunir razones para instalarme en ese exilio o patria a medias que es Miami porque la propia ciudad me confirma que los motivos por los que dejé Cuba son mucho más profundos que los meramente políticos. Apenas menciono las razones justas para regresar allí cada vez que pueda.

34 comentarios:

Al Godar dijo...

Miami no es Cuba, pero es lo que más se le parece.
Saludos,
Al Godar

Anónimo dijo...

El primer café de la mañana sabe mejor después haber leído esto.
Beso
N

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...

Si Cuba es el infierno, Miami es el purgatorio.

Reinaldo Arenas

Anónimo dijo...

Les pido por favor que voten por el blog Generaciony en los premios TheBobs, hagamos patria, vamos en segunda posicion.
http://www.thebobs.com/index.php?l=es&s=1155503109924847OMDFOOVR-NONE

Anónimo dijo...

A pesar de que vivo en Miami, no veo la hora de mudarme a los EE UU. Viví en Buenos Aires por 8 años, y si no fuera por toda la corrupcion presente en nuestras banana republics, jamas me habria mudado de alli. (De la Rua 2002 fue la tapa a mi pomo)
Vine de visita a Miami en dos ocasiones y nunca tuve intenciones de quedarme, no me llamaba la atencion, no creo que este mal decir que es Cuba con comida, se respira el CDR, Fefa, el trato de las cafeterias y las tiendas no es distinto al que te dan en las tiendas de habaguanex, y Hialeah es lo mas parecido que hay a San Miguel del Padron despues, por supuesto, de San Miguel del Padron.
En fin, respeto tu afecto por la ciudad (creo que debe ser tu manera de visitar Cuba) pero te invito a que digas lo mismo despues de vivir aqui por 5 años.
Entiendo que viviste en España. Te aburriste en Madrid? Yo la he pasado muy bien allí.

Saludos.

Anónimo dijo...

Lo mejor que tiene Miami es que nadie está obligado a vivir allí. Los que viven allí, critican y se quejan es porque en ningún otro lado los aguantan.

La 95 hacia el norte te lleva a la 10 la cual puedes tomar para Los Angeles, New Orleans o Texas. Si sigues en la 95 llegas a New York. Desde MIA puedes ir a todas partes del mundo.

Anónimo dijo...

Coincido con el anonimo anterior. A mi Miami me gustaba pero segui su consejo..I-95 pa rriba. Solo tienes que llegar a algun lugar donde previamente no haya habido ningun cubano (pavimentandote el camino que ahora desprecias..pero bueno, somos asi) e instalarte. Y a comer baked potato & KFC..De repente eres mas feliz, sin renegar tanto.o tal vez no. Yo tambien vivi un tiempo por alla , por el Sur....Y TODOS adoran Buenos Aires..execepto cuando los asalta un consumidor de pasta base o cuando le quitan su dinero..todos adoramos Varadero ....sin policias...La felicidad no esta afuera..esta adentro
Saludos desde Texas

Anónimo dijo...

por qué fue que te fuiste de Cuba?

Faranyi dijo...

Enrisco, soy un seguidor de tu blog desde hace años, cuando aún era cubano de la isla, aunque no estaba en la isla, bueno autobiografía aparte, me ha gustado mucho esto que has escrito de Miami, he estado en esa ciudad varias veces y es casi como estar en Cuba, por las gentes, y la comida ´cubana¨ me fascina, digo cubana entre comillas, pues esa misma comida, es difícil, disfrutar en la isla, aunque en los ultimos tiempos he visto cada dia más paladares en la Habana, que son para respetar sobre todo las de Cojimar que son las que mas he visitado. Saludos y adelante con el blog.

enrisco dijo...

"Te aburriste en Madrid?": no, para nada. la pase muy bien. solo cuando llegue aqui me di cuenta del grosor del cable que me habia estado comiendo en España. Y cada vez que voy de visita la paso superbien.
"por qué fue que te fuiste de Cuba?": para cambiar de aires. tan sencillo como eso.

Anónimo dijo...

Ok, cada uno tiene su propia vision de lo q es Miami, les doy la mia y la de la mayoria del grupo donde me desenvuelvo. Yo estudie Cibernetica en la Universidad de la Habana y aca trabajo como programador, para mi y para mis amigos Miami ha sido la posibilidad de ejercer nuestra profesion en el pais de Microsoft, IBM, Google, etc. la posibilidad de trabajar en el "corporate america", de mejorar muchisimo mi ingles, de tener una entrada economica muy saludable incluso cdo la comparo con otros colegas conocidos en el resto del mundo. La posibilidad de tener amigos de todas partes de US(Ohio, Chicago, NYC) y del resto del mundo q viven aca. Miami ha sido el reencuentro con mis amigos de secundaria, del pre y de la universidad, la posibilidad de vivr a 10 min de mi familia, de seguir disfrutando del clima tropical, de vivir a una hora de La Habana.
Amigos, Miami no es lo q nos dijo Fidel, Miami no son solo los viejitos sentados en el versalles (no llegan a 10), no es solo hialeah(riquisima la comida y el cubaneo), no son las "factorias"...Miami es tambien Coral Gables, Kendall, SouthBeach, Down Town Miami, Down Town Fort lauderdale(aunq este en Broward)...Miami es Celia Cruz, Paquito Rivera, Gloria Estefan, Ferias del Libro, Festivales de Cine, conciertos de Led Zeppelin..Miami son los Dolphins, los Marlins y los Heats(let's go heats LOL)
A modo de comentario queria decir q hace poco leia en un periodico espannol online q decian con asombro q "YA" el "street view" de google habia llegado a las calles de Madrid...cdo sucedio eso hacia mas de un anno q las calles de Miami se podian ver en el "street view"

Jorge A. Pomar dijo...

Plenamente de acuerdo contigo, Enrisco. Miami, puede gustarnos o no a quien pueda elegir sede fuera de Cuba, pero encarna el sueño de la libertad para el cubano de a pie, que aún no puede darse ese lujo y se reíría a mandíbula batiente de las sutilezas de algunos comentaristas.

Sobre todo, como dice el anónimo de las 9:18, nadie está obligado a quedarse en la ciudad. Una vez en ella, lo mismo puedes emigrar hacia el norte hasta Alasca que cruzar el Atlántico rumbo a Madrid, donde millares de inmigrantes cubanos sin papeles pasan las de Caín.

Igual puede uno comprarse una lancha y retornar a la Isla sin más tema que el de ser virado hacia atrás de mala manera por las autoridades cubanas.

El resto es suscribirse al bulo retroprogre de la Cuba buena y la Cuba mala, equivalente al que existía aquí sobre las dos Alemanias separadas por el Muro. No se lo creía nadie que se sintiese atrapado en el lado de la Alexanderplatz.

Hace par de años a unos periodistas se les ocurrió la idea de comprar sendos cargamentos de ladrillos e invitar a los transeúntes de una ciudad del Este y otra del Oeste a comprarse uno por unos céntimos para volver a levantar el Muro. Resultado, al final del ensayo ambos muros eran exiguos, pero el del Oeste significativamente mayor que el del Este. A pesar del complejo de inferioridad de los Ossis (orientales).

Hace tiempo inserté este comentario al respecto en el blog de Ernesto:

"Las balsas no bogan de Miami a La Habana sino al revés. Sólo he conocido a un cubano en La Habana que se fue en balsa, logró llegar a Miami y regresó: al entierro de su padre.

Su nombre: Carlos Martínez, hijo de Nena y Carlos, mi noble amigo de la infancia, residente entonces en un solar de la calle Corrales entre Angeles e Indio, barrio de Jesús María".

Saludos,

El Abicú

zumanny dijo...

Gracias. Me parecio muy justo tu escrito sobre Miami. Te lo agradezco. Miami no es perfecto, pero que lugar es? Creo que para apreciarlo tienes que irte y vivir lejos, extranarlo y regresar. Asi hice yo, y hoy en dia me doy cuenta que es aqui donde mejor pertenezco. Una vez mas Gracias...Muy Bueno! Saludos, Manny

OneMillionEuros dijo...

hola enrisco, a mi me pasa lo que ti con miami, tengo a veces esa sensacion de que es una provincia, en mi caso, creo que es mi arrogancia de islena pretensiosa y presuntuosa..jaja...
miami es una ciudad bellisima, con una arquitectura preciosa en su propio derecho, con distinciones muy particulares, y que por su importancia se le conoce ya como "artuitectura floridana"... la gente que llega a esta ciudad, pueden quedarse y tratar de comenzar nuevas vidas aqui, o convertirla en una ciudad "transicion", para seguir a otras capitales, quiza mas cosmopolitas, en su imaginario personal, o con otras posibilidades...
si le preguntas a un experto en arquitectura floridana o miamense, te puedes enterar, de que el barrio de "west miami" por ejemplo, tiene muchas casitas cuadradas, porque fueron construidas por el army, con el objetivo de alojar a sus familias en su momento, y cosas por el estilo...
me da risa, y se me dan como seres pateticos, cuando veo a gente que comenta y hablan de miami, como si fuesen expertos historiadores, arquitectos, o sociologos, y enumeran una serie de falacias sobre la ciudad, como si fuesen hechos...siempre matizadas por el odio y alguna agenda personal...
al igual que tu enrisco, me ofende que cuando viajo por ahi, tenga que "soplarme", dicho en cubano, "la version de fidel" sobre miami y sobre nosotros los cubanos...me ofende que maltraten a mi miami, me duele tambien que los cubanos que vamos llegando despues, culpemos al "exilio intransigente" de nuestras nuevas tribulaciones, la realidad es que si no fuese por ese exilio, nosotros no tuviesemos ciudad donde recalar, cuando nos cansamos de andar errantes por el mundo, sintiendonos siempre como extranjeros, apestados por no apoyar "a la revolucion cubana", buscando esa nueva identidad, que nunca se va a materializar...veo que a veces, los cubanos que mas ofenden al miami cubano, son los que mejor viven de esta ciudad y mejor posicionados estan..
miami, se puede decir, es una ciudad nueva, en cuanto a tiempo...con una economia complicada, cambiante por demas, que depende mucho de los problemas y dictadores latinoamericanos y exilios de turno, y con una poblacion americana que ha sido estelar en recibir a todos, y compartir "la mierda" que tienen...por cierto la economia de esta ciudad es solo superada en latinoamerica por brasil, parece que despues de todo no es tan "mierda" como algunos afirman...
miami recibe a no se cuantos cientos de miles de extranjeros anualmente, familias con chicos que ni hablan el idioma ingles, sin embargo son ayudados y apoyados, que no es todo lo que quisieramos? a ver, claro que no, ya sabemos que lo que los cubanos queremos es cuba...
es cierto tambien que las poquisimas instituciones e individuos que patrocinan el "arte", y todo lo que ese concepto aguante, sobre todo el arte cubano, son cerradas a concurso y oposicion, y que su criterio es "el botelleo", pero eso pasa en todas partes, todo esta repartido ya...
hay gente que quisieran amanecer en miami, sin el sonido de "la radio cubana" como la llaman despectivamente, es el sueno de fidel y algunos de sus acolitos, ellos quieren "ofertarnos" su propia version de "radio cubana", y que la suya, sea la unica radio cubana, creo, no se trata de suplantar a una por otra, sino de que hayan mas cada dia, ojala tuviese yo en new york una radio que hable en mi idioma cubano...algunos asocian al exilio historico, y asi se lo dicen a quienes les escuchen, a todos "sus problemas" existenciales, pero las reglas del juego no son como quisieramos, sino como son...nos toca pelear para cambiarlas...o quejarnos...a mi personalmente me encanta despertarme en miami, oler la hierba con ese rocio que me devuelve a cuba, tomarme mi cafe con leche con tostadas de pan cubano y saber que existe esa radio, que esta viva y candente, me encanta saber que se puede escuchar en la radio y ver en la tele que se le grite "el satrapa" a fidel, que le llamen por su nombre, "el asesino", "el ganster", que disectemos al regimen y "toda su mierda", que nos burlemos de el, sin que nadie sea encarcelado por ello, que se hable de todo sin tabues, esa es mi libertad y la de muchos...y que me llamen intransigente, a mucha honra...me choca que los que le llaman "el lider" a fidel o a raul ahora, "el presidente", 'el gobernante", son los mismos que quieren que desaparezca nuestra posibilidad de catarsis, nuestra libertad de ser "intransigentes" si asi lo decidimos, para ellos convertirnos en "personas tolerantes", educadas, comedidas, les ofende que un grupo decida protestar sobre algo que les ofende, no es ese un ejemplo coherente de tolerancia creo yo...mas alla de coicidencias o estridencias, me gusta la diversidad, me choca la gente que se auto denominan "democratas" pero se escandalizan ante ejercicios naturales de democracia...soy una defensora ferviente de esta ciudad linda, y de su gente, no vivo aqui, porque me moriria de hambre como musico, tampoco estoy mucho mejor en new york, aclaro...que me muero de hambre alla tambien...
aqui en miami tengo familia, amigos, en fin...me siento en casa, en mi patio, en mi tribuna...que es la de todos los cubanos sin importar color politico...
ciertamente otras ciudades son mucho mas "ciudades" que miami, pero no le echemos la culpa a esta, miami nunca, que yo sepa ha tenido infulas de ser una new york o buenos aires y ojo, que los argentinos viven enamorados de miami...
ciertamente nuestro reynaldo arenas sufrio lo suyo, pero nadie ha dicho que los exilios son faciles, o exentos de dolor, si no, no fueran exilios, el desarraigo de tu tierra es un castigo terrible, tambien era el momento historico que le toco a el vivir y que no ha cambiado mucho con respecto al menos de la cultura, los "tolerantes" de esta ciudad que son los que tienen hoy casi todo el control de los pocos fondos que hay para asuntos culturales, tampoco hubiesen "tolerado" "la intransigencia anticastrista" de arenas.."los brazos largos" del fascineroso de fidel siempre presentes, quien siempre ha tenido el objetivo de convertir a miami en una extencion de su pesadilla de intramuros...
miami es tambien mucho mas que la capital del exilio, que lo es...hay todo un mundo americano intensisimo y gentes y comunidades de otros paises, venezolanos, haitianos, centroamericanos, hay tambien argentinos y brasileros que han tomado la playa como una plaga, el downtown, y otras areas que lo cubanos despreciamos en su dia...los edificios que se levantan hoy dia, son muy diferentes a la construccion en serie que podemos apreciar en los suburbios mas jovenes hacia el oeste...los contratistas de antes han evolucionado tambien...y ahora la estetica tiene ya un valor importante...las leyes de zonas han cambiado, para dar paso a las nuevas necesidades que van apareciendo...
esta es mi vision de miami, y creo que se asemeja mucho a la vision de otros muchos que viven aqui...
y por supuesto despues de esta defensa de miami, lo menos que puedo recibir es la llave de la ciudad....jajaja...solo una broma...
un saludo a todos...
alina brouwer
hoy desde miami, la capital del exilio, la capital del sol...

OneMillionEuros dijo...

jajaja....he usado mi cuenta de trabajo...y ha salido la foto de mi manager...pero soy yo...alina brouwer...en onemillioneuros...
chao..alina.

Anónimo dijo...

Por Dios, esa mujer me ha mareado.

Anónimo dijo...

Es la ciudad mas amistosa que conozco, los amigos alli me tratan como si fuese un rey, la gente con quien me he encontrado son sumamente generosos...en todo.

Anónimo dijo...

Mi querido Enrisco, fue bueno tenerte por acá. He disfrutado tus crónicas miamenses con el placer de poder leer entre líneas y saborear ciertas complicidades. Me parece que has sido justo con tu radiografía y quizás hasta más avisado —y aquí viene como banderilla en el morillo, la jerga taurina—, que los que la habitamos a diario. Y es que para practicar el rejoneo con este torete joven, de apenas 112 años, hay que mirarlo con la distancia del extraño, del visitante, del otro, algo bastante difícil para los que ya le hemos cogido la vuelta a segunda casa, también llena de excesos. Entiendo que sólo hayas acertado a medias porque te interesa hablar de la “parte” y no del “todo”. Para analizar a esta ciudad “completa” haría falta mucho más espacio del que la decencia bloguística admite. En Miami como en el Borgiano Aleph coexisten varias ciudades. Junto a esa suerte de Cuba replicada (que apenas está a punto de cumplir medio siglo) a la que te refieres, corre otra ciudad paralela que no puede compararse con New York o Paris pero que también tiene su seducción. Aunque en Miami es difícil no toparse con un cubano, hay una ciudad que nos trasciende. Se que esa parte no es materia para tu post, pero al dejarla fuera, la ciudad se empequeñece, o resalta más lo que nos falta. No sé porque los cubanos (de adentro y de afuera) nos empeñamos en pasar por alto a ese otro Miami que transcurre fuera del ghetto, cuando estamos seguros de que ni siquiera New York o Los Angeles, saldrían airosas de una crítica profunda a su vida cultural hispana. Y no lo digo por ti, que has hecho una defensa, apasionado incluso, de esta ciudad, sino por los que la critican con cierta animadversión (con roña diríamos en Cuba), y a través de los años intentan reducir la vida cultural de Miami a lo que hacemos o proponemos los cubanos, y también por los que pretenden encontrar como por arte de magia una Cuba mejorada. Aquí vivimos los mismos que ayudamos a destruir o no pudimos rescatar un país, llegamos transportando esquemas, arrogantes o humildes, vencedores o vencidos, y en cuanto logramos capear los primeros temporales volvemos a echarle leña al fuego de nuestra vanidad, a avivar las viejas rencillas personales. No sé que es lo que algunos esperan. No ha pasado ni siquiera un segundo en el reloj de la historia y la democracia no hace milagros. Eso creo que hay que tenerlo también en cuenta en la Cuba del futuro.
Un abrazo de sureño (vueltabajero o floridano),

Joaquín Badajoz

enrisco dijo...

Jochi: conozco tambien al otro Miami, si no lo quise integrar es porque la mayoria de los cubanos no lo han integrado a su magen de Miami, lo miran como un territorio extranno que no es parte de "su" ciudad. "no hay parqueo" dicen. "muchos maricones" dicen. "todo es carisimo" dicen. y me arrastran a "La carreta" aunque haya un restaurante con la misma comida y el mismo precio a dos cuadras. y no solo se trata de Miami. en alguna ocasion me han llevado hasta Cayo Hueso para tirarnos cuatro fotos en en punto de las 90 millas para luego virar para atras (cuatro horas mas de camino) ignorando que a dos pasos hay un pueblo precioso que fue alguna vez una colonia cubana. esa falta de curiosidad me mata pero no queria ensannarme con gente por otro lado tremendamente esplendida. y a ti y al resto de la colonia pinarenna muchas gracias por la acogida. fue un placer inmenso conocerlos. saludalos a todos de mi parte.

pi dijo...

Ahora que mencionas el fracaso del experimento de los cubanos viviendo en libertad recuerdo la primera vez que viajé a Miami. En el mismo aeropuerto , sin sacudirme el polvo del camino, usando mi mejor ingles y con un billete de 20 dolares en la mano pedí un pastelito de guayaba.
“Papi no tengo menudo”, me respondió la camarera sin mirarme y acto seguido me viró la espalda para atender otro cliente.
Juraría haber oído por los altavoces “Welcome to socialist Cuba.”
Todos esos rasgos negativos que puedes encontrar en Miami, en el Miami cubano para ser más precisos como bien apunta Joaquín; racismo, homofobia, vivir de las apariencias, materialismo excesivo, corrupción, bien dispuestos a estafar al gobierno ovivier de el, anticomunismo primario y un largo etc , serán un producto de los malvados hermanos Castro o habrá algo más detrás de todo?

Superwoman dijo...

Insuperable Enrisco

hablando de cubanos, los invito a participar en la encuesta de mi blog sobre las intelectuales cubanas mas importantes de la ultima decada, gracias!

Anónimo dijo...

cambiar de aires,q diplomatico...

Anónimo dijo...

vida cultural hispana...????

no crees q ya es hora de sacudirnos esos lastres

Anónimo dijo...

precedente anonimo (9:10) Dove hai uscire? Da quale paese venite?

Anónimo dijo...

"Ahora que mencionas el fracaso del experimento de los cubanos viviendo en libertad". donde aprendiste a leer Pi? en Cuba?

Anónimo dijo...

Caballero, a votar por Zoe en la Superwoman!!!

Anónimo dijo...

Y este tio Pi siempre tiene que dar la nota, como dice mi amada, ño..!


Carmen

Albretch dijo...

~
Yo voy a Miami a ver a mis padres y mis amigos casi exclusivamente. Es gracioso, en cierto sentido me siento igual que enrisco. Me parece que la ciudad es como un inmenso campo de golf habitable, realmente presientes que en cualquier momento una pelota de golf va a rebotar de algún lugar y te cuidas de que no te dé ;-)
~
Vivo en NYC y creo que aunque yo ahuecaría en cualquier sitio en el mundo y bajo cualquier condición, cuando he estado en Miami, Peking, Barcelona, Aruba o Frankfurt siento un ticking feeling sort of asking me "when are you going to be back?"
~
Una de las muchas cosas que literalmente me encanta de NYC es que se puede ir de cualquier lugar a cualquier otro a pié (yo lo hago, suelo caminar desde Inwood hasta Battery Park and back, yeah, I have been told this is crazy ;-) It is a marathonic 30 mile walk, that I occasionally leg with sprints and which thoroughly tires the hell out of you) y por supuesto hay un transporte público excelente también. Me han dicho que el único lugar así en la yuma es NYC
~
Cuando yo voy a Miami desayuno café con leche, como frijoles negros "a la cubana", carne de puerco grasienta, ... en uno de esos cedanos donde venden comida cubana, donde ademas de comprar comida excelente y risiblemente barata, uno escucha comentarios que ya no forman parte de tu universo auditivo/verbal, como, "Haber, ... remueve el potaje de garbanzos ese y saca a flote los chorizos que tienes clavados " ..., literalmente le decía un señor a la dependiente, ambos cubanos, LOL
~
La última vez que estuve en Miami quería ahorrar ;-) y al mismo tiempo acabar de leer un libro y decidí esperar la guagua en el aeropuerto. Cuando leí el schedule no podía creer que las guaguas se demoraran una hora en pasar y mi mente empezó a lucubrar situaciones tiempo puente de Saint Petersburg (que lo solían subir y la gente se quedaba en el lado de la ciudad donde no vivía)
~
NYC tambien tiene su onda de locura circense, aún algo violenta y parejera, pero llega el momento que al que no le gusta se acostumbra. ¡A mi me encanta!
~
Yo le digo a la gente que donde yo vivo en "la ciudad" (this is the way they call Manhattan) me despiertan loudly crowing ravens (¿cuervos croando bien alto?) y la gente no te lo cree. No, I won't tell you where! ;-)
~
Sometimes I have found myself missing Cuba. Specially the smell of the sea and the omnipresent musical spirit that surrounds you. I have never really missed or longed for Miami in any way. Maybe it is my personal frustration but I notice a floating sadness in the city related to "what we know"
~
By the way, Alina Brouwer ¿, hija de Leo y (sorry, I forgot her mother's name, Georgia (or something similar) Guerra?), y hermana de Pablito? Very dense her post she made me seasick too ;-) Saludos a tu hermano de Camilo López, uno de sus super amigos de la juventud
~
C
á é í ó ú ü ñ ¿ ¡

Anónimo dijo...

Buena la discucon. Para abordar Miami vaya a:

http://www.tumiamiblog.com/2008/11/la-buena-cosecha.html

Anónimo dijo...

discucion, quise decir.

Anónimo dijo...

Enrisco y a todos los demas sin temor a ofender a nadie, MIAMI ES UN CEMENTERIO, enrisco hace mencion a la palabra SUERTE, el mejor periodico LATINO JAJAJA, mi hno , Mi tia que vive aqui desde 1952 dice que miami le recuerda la cuba cuando nina, y creo que tiene la razon, pero cuando llego a miami y vuelvo a salir como me pasan COSITAS EN ESE AEROPUERTO, MIAMI, Miami es racista, homofobico, se vive de la apariencia esta muy lejos de ser una ciudad, muchos dicen y decimos que la ciudad de la habana esta destruidad, si pero nunca comparar miami con la habana, que las calle estan rota por supuesto , la de nueva york tambien, ningun campo tiene las calles rotas y miami es un campo, ademas de esos UN CEMENTERIO CULTURAL,Y LA HABANA SE PUEDE COMPARAR CON LAS MEJORES CIUDADES DEL MUNDO,Solo viajar y salir de ese campo que aqui en USA es miami banana republic,lo que se hace por rescatar en la habana vieja deberia ser regocijo de todos,y eso no es POLITICA es CULTURA. Que alguien me diga una creacion, una originalidad tanto en lo CULTURAL, como en lo ARQUITECTONICO creado alli en miami. Miami no pude ser el espejo de la CUBA que queremos para manana,y eso es lo que se quiere vender, no solo a cuba sino al resto de latino america y seria desatroso. Miami nunca sera ese centro multicultural,no hay mejor ejemplo que los artista cubano de miami, la misma sociedad mata la creacion y para terminar mis queridos cubanos, Yo como el duque industriales y los yanquis, es decir la habana y nueva york,

Anónimo dijo...

"Que alguien me diga una creación, una originalidad tanto en lo CULTURAL, como en lo ARQUITECTONICO creado alli en miami". This anonymous comment is a bias, you are still talking about the Cuban side of the city.
¿Nunca has eschuchado el término MiMo (Miami Modernist Achitecture)? ¿Ni te has quedado ensimismado con el edificio Bacardi, el Eden Roc, el recién restaurado hotel Fontainebleau, en Collins? Claro, si uno sale del aeropuerto rumbo a Hialeah o a los lejanos suburbios del Southwest es probable que no conozca nada del "otro" Miami —que probablemente en unos años sea uno de los más modernos skyline de Estados Unidos—. En Miami hay edificios diseñados lo mismo por John Eberson, Aldo Rossi que Morris Lapidus. El Bank of America Tower at International Place
(el antiguo Miami World Trade Center en el Downtown junto al río), es una obra de IM Pei, el mismo diseñador de la famosa pirámide del Louvre, en Paris. Miamense hasta el tuétano, a pesar de haber nacido en Minnesota fue Marjory Stoneman Douglas, una de las primeras ecologistas estadounidenses y defensora de los derechos de la mujer, miamense es Sidney Poitiers, Dave Barry, Carl Haansen. En Miami han vivido y viven celebridades en todos los campos del arte y la ciencia —la lista sería grosera. Pero si quieren seguir reduciendo el tema y hablar sólo del Miami cubano, aquí han escrito gran parte de sus obras Daína Chaviano y Antonio Orlando Rodríguez, por mencionar solo dos de los más conocidos novelistas cubanos contemporáneos. Aquí escribió Lydia Cabrera desde Otán Iyebiyé, las piedras preciosas y Ayapá: cuentos de Jicotea hasta La sociedad secreta Abakuá: narrada por viejos adeptos, Reglas de congo: palo Monte Mayombe, Supersticiones y buenos consejos, etc —a pesar de que le llamaba desierto de cemento y "el mierdal".; pero eran otras epocas. Aquí ha escrito gran parte de su obra el importante poeta y escritor cubano Lorenzo García Vega, uno de los sobrevivientes de Orígenes —aunque la siga llamando ciudad albina. Hay gente que nunca se reconcilia con la ciudad que los ha visto sufrir. También han vivido y viven más de un centenar de importantes pintores cubanos, de más de cuatro generaciones, desde Antonia Eiriz hasta José Bedia y Carlos Luna. La Habana es el segundo mercado en importancia del arte cubano... después de Miami. Si la vista no me falla, creo que en unos pocos años no se va a poder hablar mal de Miami sin hablar mal de Cuba porque aquí viven los mismos que hicieron y brillaron en la cultura de las isla de los últimos cincuenta años: Miravalles, Carlos Cruz, Casin, Gilbertico, Lili Rentería, Susana Perez. En fin, el mar. Me parece que es hora de que se revise el mito de la ciudad acultural, el cash, la antiestética y la mafia cubana, que siguen vendiendo los más ímprobos papagayos políticos de la Habana y que a veces nosotros mismos repetimos de pura costumbre y con buenas intensiones. No, Miami no es una ciudad sin cultura, no es un cementerio de cemento, no es una ciudad muerta. Eso es lo que algunos quisieran.
Un abrazo, de paso, para mi buen amigo Enrisco, que ha promovido estos debates que le ayudan a uno a estrujarse el cerebro, revolver la memoria y darse cuenta de la ciudad maravillosa en la que vivo.
J.Badajoz, Miami i Dec, 2008.

Anónimo dijo...

Miami no pude ser el espejo de la CUBA que queremos para manana,y eso es lo que se quiere vender, no solo a cuba sino al resto de latino america y seria desatroso. Miami nunca sera ese centro multicultural...

esto es muuy cierto, demasiado cierto...