martes, 29 de julio de 2008

Sobre los pruritos del Gran Arquitecto

Me acaba de llegar un mensaje desde Cuba del cual comparto un trozo con ustedes. Los que lo conocen sabrán quién es el remitente pero eso es lo de menos. Siento la tentación de comentar el asunto pero no tengo tiempo y la historia se explica por sí misma. Sólo diré esto: con la masonería en Cuba va pasando como con todo lo demás. Como ocurre con los cerdos a los que se alimentan con sobras de pescado terminan tomando su sabor. Poco a poco por allá todo va sabiendo a lo mismo excepto la gente, cierta gente, que dedica todo su empeño a distanciarse del sabor ambiente.
“Ahora una anécdota simpática y extraña. Resulta que este servidor quería ser masón. Siempre, de niño me llamaba la atención las logias. Hasta que me decidí a entrar. Pues los masones que son unos bautenses pueblerinos, que al parecer trabajan mano a mano con el CDR, dijeron que yo no podía ser masón porque en la cuadra no saludaba a nadie y era poco sociable, además de no participar en nada. Pero el dardo duro fue mi estrecha relación con ciertos personajes mal vistos. En otras palabras que ando con maricones, cosa que es cierta. Al llenar las planillas todas las indicaciones tenían que ver con la tolerancia y la libertad, pero del dicho al hecho ya sabes. Déjame decirte que yo los entiendo, según la lógica si tú no eres maricón por qué tienes que andar con ellos y cómo van a pensar que uno no lo sea si se pasea con ellos a las doce del día por la calzada del pueblo. Al Gran Arquitecto no le gustan los maricones ni sus regiones adyacentes. ¿Sabrá el Gran Arquitecto de la cantidad de maricones que hay en las facultades de Arquitectura de todas las universidades? De pinga asere, yo que pensaba que podría pesar mi palmarés de mujeriego, mucho que pinché (y con gusto) pa´ eso. Nunca pensé ser víctima de la homofobia, necesito desfilar en un gay parade urgente para confirmar mi hombría y solidaridad con esa claque degenerada que son los maricones. Los maricones son como las madres. La única mujer que sirve, es la pura de uno y de los maricones, los únicos que sirven son los socios de uno. Nada, que el gran ojo de la masonería te vigila.”

[Nota a los genéticamente incapaces de captar una ironía: este fragmento está lleno de ellas. Así que evítense las acusaciones de homofobia y así me evitarán los sarcasmos sobre su incapacidad de entender las ironías]

11 comentarios:

Alvaro Camilo Espinoza dijo...

Muy pero que muy homofóbico este post

BARBARITO dijo...

El mensaje, MUY bueno.
La nota aclaratoria, buenísima!!

Anónimo dijo...

alvarito el irónico

Bauta dijo...

Coño..Eran realmente bautences los masones pueblerinos, cederistas y homofóbicos, o me están tratando de coger la aldea pa’l relajo?

Anónimo dijo...

Oye Enrisco.
Te tengo una pregunta, a ti y a los demas.
Cuanto tu crees que nos demoremos en remendar todas esas cosas una vez muerto el perro?
Sigo pensando que muerto el perro...
Mi abuelo era Mason y era un caballero. Esperemos que esos tiempos regresen... Pero cuanto se demoran segun tu?
Sds
Cristian.

Anónimo dijo...

Tranquilo Bauta.

Mi padre fue miembro de la Logia Perfecto Lacoste de Bauta por varios años. Durante esos años, mediados a fines de los años 60, la Logia fungía como una verdadera sociedad de ayuda mutua. Recuerdo las colectas para ayudar a fulano o mengano que había quedado sin trabajo, o cuyo negocio había sido intervenido por querer marcharse del país, y así por el estilo.

Todavía conservo la carta, fechada 19 de enero de 1966, que le extendió la Gran Logia de Cuba a mi padre, ya fallecido, al irse de Cuba. La carta, en perfecto inglés, recaba "the usual courtesies and attentions due to a Master Mason in good standing when travelling outside this jurisdicition".

Anónimo dijo...

Nuestro amigo bautense puede entonces ir hasta otra logia mas lejos en donde no lo conozcan, por ejemplo "mason y san miguel" y alli aplicar para algun puesto del canl 2, de seguro lo aceptaran pues nuestro amigo es una bellisima persona que conoce a muchos arquitectos.

el teju

Anónimo dijo...

que también son bellísimos, verdá teju? hay! se me fué.

Teresa Dovalpage dijo...

Alabao, vaya pujos cederistas los de los “masones” bautenses (que son una ofensa a la verdadera masonería). Buenísimo el mensaje del aspirante a masón y ojalá que en otra logia tenga más suerte.
Teresa Dovalpage

Anónimo dijo...

Y yo que pensaba que para ser mason habia que primero ser maricon....

Anónimo dijo...

Nada nuevo. Casos y cosas de casa.