lunes, 26 de septiembre de 2016

Leonardo Acosta (1933-2016)

Siempre me ha resultado sorprendente y penoso que en un país con tanta música como Cuba  haya tan pocos escritores que se ocupen de ella. Alejo Carpentier era una excepción (como lo fue Guillermo Cabrera Infante) pero esa miopía que le impedía sopesar la importancia decisiva de la música popular limitó muchísimo su famoso libro. De ahí que sea tan apreciable el esfuerzo de Leonardo Acosta por dotar de una historia coherente y bien escrita al jazz cubano. Una que se pueda leer al mismo tiempo con interés y placer. Con la sensibilidad y el conocimiento de primera mano del músico que fue y la elegancia y precisión del escritor que terminó siendo (recibió el premio nacional de literatura en el 2007 y el de la música en el 2014) dotó a la música popular cubana de libros que por fin conseguían estar a su altura. Difícil imaginar empresa mas útil o elogio mayor.