miércoles, 13 de abril de 2016

El individuo, un arma de la contrarrevolución

Buscando otra cosa doy de casualidad en medio de un discurso de Fidel Castro del 20 de diciembre de 1959 a los empleados de comercio con un caso del que no había oído hablar antes. Alguien interrumpe su discurso para plantearle un problema y Fidel Castro le responde. Lo curioso no es que el orador trate de desembarazarse de un asistente más o menos incómodo, algo bastante común. Lo interesante es su razonamiento: él es el pueblo así que su interlocutor -alguien que ha intentado abrir una barbería y percibe que hay una ofensiva contra los negocios privados- está interrumpiendo al pueblo y sin darse cuenta hace "una tarea contrarrevolucionaria" porque "hay personas que sin darse cuenta confunden, se dejan confundir, se preocupan por sus cosas personales". Quizás haya ejemplos más antiguos pero este debe ser uno de los más nítidos y tempranos sobre cómo lo personal empezó a ser considerado contrarrevolucionario.
CMDTE. FIDEL CASTRO: Bueno, si ese es un señor que tiene algún problema y lo quiere discutir, que venga aquí a discutirlo (ABUCHEOS).  Yo ignoro qué problema tiene ese señor, yo lo ignoro, pero si tiene algún problema y quiere discutirlo lo discutimos aquí, lo que no tiene derecho es a estar interrumpiendo aquí este acto (ABUCHEOS).
Barbero: Muy buenas noches, señoras y señores (ABUCHEOS).
CMDTE. FIDEL CASTRO.-  Vamos a ahorrar trabajo.  ¿Cuál es tu problema?
BarberoBueno, el problema mío es un problema de trabajo en el giro.
CMDTE. FIDEL CASTRO.­-  ¿Y cuál es el giro tuyo aquí?

Barbero:  Bueno, tengo una barbería que la abrí por el Gobierno Revolucionario, bajo una ley del Gobierno Revolucionario...  (ABUCHEOS)...  en mi derecho de subsistir como trabajador que soy, que me han explotado toda la vida los dueños de la barbería...

CMDTE. FIDEL CASTRO.­-  Tú abriste una barbería, ¿y qué problemas tienes con la barbería?

Peticionario: Bueno, que no hay...  para poderla abrir... (ABUCHEOS).

CMDTE. FIDEL CASTRO.­-  Bueno, está bien.  Considerando todo el derecho que tú puedas tener a abrir una barbería, a resolver el problema, yo te voy a hacer una pregunta que es lo que yo quiero que tú me contestes.  ¿Tú estabas oyendo lo que yo estaba hablando?  ¿Tú me estabas oyendo?
Barbero: No, yo estaba hablando.

CMDTE. FIDEL CASTRO.- Tú no me estabas oyendo, ¿verdad?  (EXCLAMACIONES.)  Yo te voy a hacer una pregunta.  ¿Tú crees que es correcto, que tú, como ciudadano, que debes tener las mismas preocupaciones que tiene todo el pueblo por su destino, por su patria, por los grandes problemas que tienen en estos momentos, tú debes interrumpir el acto, dime, para venir aquí a plantear tu problema particular?  ¿Tú no crees que debías haber ido al sindicato?  (ABUCHEOS.) Si tú no estabas oyendo, como has reconocido aquí, tú no tienes derecho a venir a interrumpir aquí al pueblo, en primer lugar; y, en segundo lugar, a un miembro del Gobierno que le está hablando al pueblo (ABUCHEOS).  Ve al Ministerio del Trabajo, ve al Ministerio de Comercio, ve al sindicato y resuelve allí tu problema, no interrumpas el acto de un domingo, que hoy todo el mundo dejó de ir al cine, dejó de ir a la playa, para efectuar este acto (EXCLAMACIONES DE:  “¡Que se vaya, que se vaya!”)
Barbero:  Le pido disculpas al pueblo de Cuba, porque abrí mi barbería por las leyes fundamentales de la Revolución, que me dan todo derecho a abrir la barbería, ¿comprenden?, y están combatiendo a los dueños de las barberías; le pido perdón al pueblo este porque yo estaba...  (ABUCHEOS EXCLAMACIONES DE:  “¡Que se vaya!”)
CMDTE. FIDEL CASTRO.- Cuando uno ve estos casos, no le queda más remedio que meditar sobre los problemas de los pueblos; no le queda más remedio que meditar en los infinitos obstáculos que un pueblo tiene que vencer para marchar adelante, porque hay personas que hasta sin darse cuenta hacen daño; hay personas que hasta sin darse cuenta hacen una tarea contrarrevolucionaria, hay personas que sin darse cuenta confunden, se dejan confundir, se preocupan por sus cosas personales.  Comprendo que todo el mundo tiene problemas personales y comprendo que todo el mundo tiene sus grandes preocupaciones, pero creo que los cubanos debemos olvidarnos un poco más de nuestros problemas exclusivamente personales (EXCLAMACIONES), porque hay un refrán que dice, que una golondrina no compone verano, y los individuos no podrán resolver nunca por sí mismos sus problemas; la fuerza de los individuos está en el pueblo, en la agrupación; está en la fuerza de todos.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

perdone mi espanol:

fue un hp manipulador de m...da desde el mismo principio.

y ahora perdone mi frances:

y el pueblo de cuba fue un imbecil que creyo a pie juntillas cuanto este manipulador le vendio

Anónimo dijo...

se van a volver locos bloqueando paginas. muchos discursos estan ya inaccesibles , ni en la bliblioteca nacional se consiguen mucho menos en internet.como se las van a arreglar para que les crean aquello de que fue un buen orador.

Anónimo dijo...

El intercambio entre el barbero y el vampiro en jefe ejemplifica de forma clara y contundente, la intencion o estrategia pensada a priori de anular al individuo y ensalsar "al pueblo" o masa de carneros obedientes la cual resultaba mas facil controlar. Siguiendo la retorcida y narcisista logica del vampiro en jefe, el era y es el unico para pensar, decidir, accionar por todo un pueblo. Y se tragaron esta gran patrana. Se plegaron al sabelotodo Papa. Despues de todo y creo desde siempre, al cubano le cuesta asumir la responsabilidad. Es mas facil y sabroso que otro,en este caso "el elegido" lo haga por ellos.
Hemos aprendido poco:pena de penas... A Tomas.

Recibido de Cuba dijo...

Recibido de Cuba:
Tenía seis años, pero recuerdo al hombre interrumpiendo al arrogante. Lo vi por la TV Admiral que teníamos en casa.(luego, en la medida que mis padres se fueron volviendo unos convencidos por el cantamañanas y "revolucionarios", más se fueron desapareciendo todos los aparatos americanos que habían en la casa, quedándonos bien pobres, con sólo un radio RCA Víctor , el que al final no pudo soportar la carga de defender el solito el pasado capitalista, y también falleció por falta de piezas)). El interruptor era de baja estatura, de pelo negro engominado y bigote recortado de la época, y vestía de blanco.

Nausea dijo...

Entre otras cosas, esto da profunda pena. Ilustra, por supuesto, que Fidel era un vulgar "bullshit artist" muy dado a la prepotencia de barrio, pero ese no es el problema, sino que todo un pueblo se rindiera ante tal farsante de pacotilla. Da pena el barbero, que quiere sacarle lasca a ser "revolucionario;" da pena el público de focas amaestradas, las mismas que igual abucheaban a un infeliz que gritaban "¡Paredón!" como si tal cosa fuera; da pena el cuadro entero, del cual este caso es sólo un botón de muestra. Se percibe bastante el hedor de la perversidad, de la podredumbre que se apoderaba de toda una sociedad. Claro, siempre hubo excepciones, pero la mayoría...bueno, los desastres naturales son una cosa, pero los humanos no suceden por casualidad, y el nuestro es un bochorno eterno.

Raul Alfonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raul Alfonso dijo...

Enrisco, mi ex-suegro me hacia esa historia, el conocio ese barbero que era oriundo de Quemado de Guines en Las Villas. El personaje tenia fama de ser un "atravesao y obstinado" y habia hecho innumerables gestiones para el asunto de su barberia, Finalmente pudo abrirla pero años despues cuando el luto nacional por la muerte de el Che Guevara la tenia abierta y un policia le pregunto porque no observaba el duelo y el respondio (mas o menos) que siempre habia algun duelo u otra razon para cerrar los establecimientos y que no habia forma de hacer negocio asi. Bueno, se lo llevaron preso ahi mismo y mas tarde emigro a Miami. Voy a averiguar con mi barbero (que es tambien de Quemado de Guines) sobre el nombre de el señor.
By the way: aqui en Miami conoci a Cesar Reynel, me hablo muy bien de ti.

Raul Alfonso dijo...

El señor en cuestion se llamaba (o se llama) Alfredo Ealo, alias "Catalan".Los que lo conocian no se sorprendieron de que fuera capaz de interrumpir al mismo Fidel Castro. Cuando lo sacaron de el mitin, lo zarandearon y (segun el) le dieron una patada por el c__o que todavia le dolia aqui en el exilio. Era un personaje pero fue apabullado por el Maximo Lider y nuestros compatriotas.