miércoles, 7 de mayo de 2014

Programación cubana

Ayer tuve el placer de reencontrarme con la obra del artista cubano Lázaro Saavedra. Podría hablar sin descanso de los efectos que me produce entrar en contacto con la inteligencia insobornable de sus obras, sobre el espectáculo casi surrealista -por lo raro- del apareamiento de la penetración y la honradez intelectuales. Prefiero, en cambio, compartir una de las tantas obras que mostró: ese “Software cubano” donde, en la programación de cada una de las disyuntivas que empiezan por la que plantea la posibilidad (o no) de “Separarse de la común doctrina, creencia o conducta”, caben todas las existencias cubanas de las seis últimas décadas.


[Pinche en la imagen para ampliarla]